Tiroides-gestacion

¿Puede el tiroides afectar a la reproducción y alterar la fertilidad femenina?

En ocasiones, las parejas encuentran dificultades para lograr el embarazo y esto puede ser debido a diferentes factores. En el caso de la mujer, existen diferentes trastornos que pueden afectar a su fertilidad y reproducción, como son aquellos relacionados con el tiroides. El hipertiroidismo y el hipotiroidismo son los más habituales. El tratamiento de estas alteraciones permitiría recuperar la fertilidad y favorecer un embarazo seguro.

 

¿Qué es el tiroides y por qué afecta la fertilidad?

El tiroides es una glándula endocrina ubicada en el cuello cuya función principal es la producción de hormonas. Ejerce, por tanto, una función primordial en el organismo. Ayuda a regular la temperatura corporal, interviene en el desarrollo desde el nacimiento y controla la frecuencia cardíaca, entre otras funciones.

Por este motivo, no es de extrañar que el tiroides también ejerza un papel importante en la capacidad reproductora. La producción de hormonas tiroideas en exceso (hipertiroidismo) o en niveles más bajos de los habituales (hipotiroidismo) pueden mermar la fertilidad.

En el caso de las mujeres, no hay que olvidar que los trastornos tiroideos tienen alta prevalencia durante las diferentes etapas reproductivas. Por esta razón, en aquellas personas que presentan dificultades para concebir, entre los principales aspectos a valorar, se encuentran problemas relacionados con esta glándula.

El tiroides puede influir en la fertilidad tanto del hombre como de la mujer. Los problemas se pueden presentar antes del embarazo o provocar dificultades durante el mismo. Además el hipertiroidismo y el hipotiroidismo pueden influir en la reproducción a través de eventos como:

  • Dificultar para concebir o infertilidad.
  • Trastornos en la ovulación (anovulación principalmente).
  • Irregularidad menstrual.
  • Alteraciones en el desarrollo del feto.
  • Parto prematuro.
  • Aborto.
  • En el caso de los hombres, el tiroides puede alterar la producción de esperma.

 

Tratamiento de tiroides, clave para la reproducción

Para el diagnóstico de hipotiroidismo o hipertiroidismo se debe seguir un tratamiento adecuado para evitar que afecte a la fertilidad.

  • En el caso del hipotiroidismo, su principal línea de abordaje consiste en una monitorización y seguimiento de las hormones producidas y un tratamiento que permite reponer ese “déficit hormonal”.
  • En cambio, si el trastorno de tiroides consiste en una sobreproducción de hormonas tiroideas, el tratamiento se centrará en reducir la cantidad producida hasta situarla a niveles recomendados.
  • Ambos procesos asistenciales permiten, además de reducir los síntomas propios del hipertiroidismo o hipotiroidismo, recuperar la fertilidad y garantizar un embarazo saludable. Si persisten las dificultades será necesario consultar al profesional médico para valorar la situación. Es posible que puedan interferir otros factores o que sea necesario recurrir a otras técnicas de reproducción asistida (inseminación artificial o fecundación in vitro).

Si se logra el ansiado embarazo es importante comunicar al especialista los problemas de tiroides de forma que pueda realizar un seguimiento adecuado de las hormonas tiroideas.

 

Recuerda

  • El tiroides es una glándula hormonal que interviene en las principales funciones del organismo.
  • Las alteraciones más comunes del tiroides, hipertiroidismo e hipotiroidismo, también pueden intervenir en la reproducción y afectar a nuestra fertilidad.
  • Por lo general, el tratamiento de estas alteraciones del tiroides permitirá recuperar nuestra fertilidad.
  • En caso de seguir presentando problemas de reproducción, es necesario consultar a un especialista que valore la situación.